...
...
Medellín: Publicidad con licor en el Metro es arte, los graffitis no

Medellín: Publicidad con licor en el Metro es arte, los graffitis no

El Metro de Medellín está lleno de publicidad de alimentos ultraprocesados y de bebidas embriagantes pero es "peor" un graffiti

📣 Opinión 06/09/2023
9 1 0 10

Giraldoreporta
@Giraldoreporta

"EL COLMO. Siempre SÍ AL ARTE, NO AL VANDALISMO. Nuestro Metro es orgullo nacional, el @metrodemedellin
 es patrimonio de todos, ¡NUESTRO METRO SE RESPETA!", dijo el Gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, en su cuenta de Twitter y, días después, fueron identificados los presuntos dos hombres que pintaron el Metro.

Medellín: Publicidad con licor en el Metro es arte, los graffitis no

El Metro de Medellín está lleno de publicidad con alimentos ultraprocesados y con bebidas embriagantes 

Sin embargo, hay que recordarle al gobernador que la historia del graffiti empieza en Nueva York en las paredes y trenes del N.Y. Subway ¿Por qué dice que hay que cuidar la fachada del Metro? y los vagones llenos de publicidad nacional o internacional con bebidas alcohólicas y alimentos ultraprocesados. Parece que en Medellín sólo permiten y aceptan el graffiti, en la comuna 13, allá, donde han asesinado gente y han perpetrado dolor, sólo en ese lugar es válido para que los europeos, estadounidenses y locales puedan ir y tomar fotos, pero en el Metro no porque se pierde su "cultura".

El grafiti es arte, es cultura y es vida

Los grafitis en trenes tienen sus raíces en la década de 1970 en Nueva York, cuando los jóvenes comenzaron a marcar sus nombres y apodos en las paredes y vagones de tren con aerosoles y marcadores, en lo que se conoció como "tagging".

Este movimiento de graffiti en trenes rápidamente se convirtió en una parte distintiva de la cultura urbana

Los artistas callejeros encontraron en los trenes una amplia audiencia, ya que estos vagones recorrían toda la ciudad y, a menudo, llegaban a zonas de alta visibilidad. Esto permitió que sus obras fueran vistas por miles de personas diariamente. A medida que evolucionaba el graffiti en trenes, los artistas desarrollaron estilos más elaborados y coloridos, creando verdaderas obras de arte en movimiento.

El graffiti es una forma de expresión artística que ha evolucionado a lo largo de la historia, desde sus inicios en las cavernas prehistóricas hasta convertirse en una manifestación cultural contemporánea. Su historia se remonta a tiempos ancestrales:

Los orígenes del graffiti se encuentran en las pinturas rupestres que datan de hace miles de años. En las paredes de cuevas y abrigos rocosos, nuestros antepasados dejaron su huella artística, creando representaciones de la vida cotidiana, la caza y rituales. Estos primeros ejemplos de graffiti eran una forma de comunicación visual y expresión artística.

Sin embargo, el graffiti moderno tiene sus raíces en la cultura urbana del siglo XX. A medida que las ciudades crecían, surgieron formas de expresión artística en las calles. En la década de 1960, Nueva York se convirtió en el epicentro del graffiti contemporáneo.

En la década de 1970, el graffiti evolucionó más allá de simples etiquetas y se convirtió en una forma de arte callejero más elaborada. Artistas como Jean-Michel Basquiat y Keith Haring comenzaron a fusionar el graffiti con el arte moderno, creando obras que abordaban cuestiones sociales y políticas. El graffiti se convirtió en una voz para las comunidades marginadas y una forma de resistencia.

En la década de 1980, el graffiti continuó su evolución. Los artistas comenzaron a experimentar con diferentes estilos y técnicas, llevando el graffiti a galerías de arte y museos. El graffiti se convirtió en una parte integral de la cultura hip-hop, junto con la música rap y el breakdancing. Artistas como Basquiat y Haring alcanzaron la fama internacional, lo que contribuyó a la legitimación del graffiti como una forma de arte.

En la década de 1990, el graffiti se expandió a nivel global. Ciudades de todo el mundo vieron el surgimiento de escenas de graffiti locales, cada una con su estilo único. En lugares como Berlín, el graffiti se convirtió en una forma de expresión política después de la caída del Muro de Berlín.

En el siglo XXI, el graffiti ha seguido evolucionando. Los artistas callejeros utilizan una variedad de medios, incluyendo stencils, posters y arte digital. El graffiti se ha vuelto aún más accesible gracias a las redes sociales, donde los artistas pueden compartir sus obras con audiencias globales.

Hoy en día, el graffiti es ampliamente reconocido como una forma de arte legítima. Muchos artistas callejeros han alcanzado el estatus de celebridades, y sus obras se venden por grandes sumas en subastas de arte. Sin embargo, el graffiti sigue siendo una forma de expresión para aquellos que buscan desafiar las normas y dar voz a sus experiencias.

Finalmente, esta expresión artística también ha generado controversias y problemas legales. Las autoridades en muchos países consideraran que el graffiti en trenes es un acto de vandalismo y tomaron medidas enérgicas para prevenirlo. Las limpiezas frecuentes y la implementación de medidas de seguridad en los depósitos de trenes hicieron que esta forma de graffiti fuera cada vez más difícil de llevar a cabo. Esto llevó al surgimiento de movimientos que abogaban por el graffiti como una forma legítima de arte y expresión.

 

Otros artículos del autor

Conversación

...
...