...
...
Respiración profunda

Respiración profunda

El uso y los beneficios de la respiración profunda se remontan a tradiciones antiguas. Muchas disciplinas contemplativas como la meditación, el yoga, el tai chi y el qi gong integran este tipo de respiración en sus prácticas.

2 1 0 4

Lucia
@Lucia
¿Quién no ha escuchado, dicho o le han dicho lo siguiente cuando experimenta estrés, miedo o enojo?
 
“Solo respira hondo y relájate…”
 
Esta expresión común se refiere a una acción muy simple pero que abarca una gran sabiduría y eficacia.
 
Simple, pero a menudo inconsciente y pasada por alto, la respiración puede ser muy potente y beneficiosa para la salud física y mental.
 
El uso y los beneficios de la respiración profunda se remontan a tradiciones antiguas. Muchas disciplinas contemplativas como la meditación, el yoga, el tai chi y el qi gong integran este tipo de respiración en sus prácticas.
 
Más recientemente, la ciencia ha profundizado en este tema, acumulando una cantidad considerable de investigaciones que respaldan la efectividad de las técnicas de respiración profunda.
También conocida como respiración yóguica, la respiración profunda es la regulación voluntaria de la respiración mediante el uso consciente y activo del diafragma para aumentar la entrada y salida de aire, así como para disminuir la frecuencia de cada ciclo de respiración 
 
El diafragma es el músculo que separa el abdomen y la cavidad torácica. Unido a la base de los pulmones, el diafragma rara vez se activa cuando se respira inconscientemente. Esto se traduce en un patrón de respiración superficial que conduce a una mala ventilación y a una disminución de la eficiencia respiratoria.
 
Por otro lado, cuando respiras profundamente, involucras este músculo al permitir que tu vientre suba y baje libremente, lo que facilita un mayor flujo de aire y una respiración más eficiente. Esto permite que se lleve a cabo una serie de procesos fisiológicos y psicológicos.
 
Aunque el énfasis está en activar el diafragma, la respiración profunda involucra a todo el torso, desde el bajo vientre hasta la base del cuello, y comprende tres tipos de patrones de respiración:
 
La respiración abdominal enfatiza el compromiso del diafragma y minimiza la activación de la caja torácica. Este tipo de respiración facilita una mayor eficiencia respiratoria.
La respiración torácica enfatiza la expansión y contracción de la caja torácica sobre el uso del diafragma. Este tipo de respiración gasta más energía y suele estar relacionado con la actividad física intensa y el estrés. Al usarlo en combinación con la respiración abdominal, ayuda al cuerpo a obtener más oxígeno.
La respiración clavicular se concentra en la etapa final de la respiración torácica, estirando los hombros y la clavícula hacia arriba para permitir que entre más aire a los pulmones.
Respiración: la energía vital
Perspectivas orientales como el taoísmo y el hinduismo han considerado durante mucho tiempo la respiración como la manifestación de la energía vital que reside en el cuerpo. Después de todo, la vida comienza con una inhalación y termina con una exhalación. Y todo lo que hay en el medio es posible gracias a la respiración.
 
En el yoga, la respiración es un elemento clave de la práctica. El antiguo texto Los Yoga Sutras de Patanjali considera el pranayama como una de las ocho ramas del yoga. Pranayama, o regulación de la respiración, se refiere a la extensión de la energía vital a través de la respiración y puede entenderse como un término general para diferentes técnicas de respiración, incluida la respiración profunda.
 
También se conoce como respiración yóguica ya que los yoguis regulan intencionalmente su respiración para movilizar el prana y anclar la mente mientras realizan diferentes asanas o posturas. Los yoguis también pueden usar la respiración profunda mientras meditan o practican otros tipos de pranayama, que incluyen elementos como la retención de la respiración y el sonido.
 
Aunque el yoga, y el pranayama en particular, existen desde hace miles de años, las sociedades occidentales solo lo conocieron a fines del siglo XIX cuando Swami Vivekananda lo introdujo.
 
Tanto las prácticas de asanas de yoga como las de pranayama aumentaron en popularidad debido a su eficacia en la mejora de la salud y la enfermedad. Esto despertó el interés dentro de los círculos científicos e impulsó la investigación a lo largo del siglo XX .
 
Desde una perspectiva científica, la respiración también engloba una fuerza vital. El oxígeno permite que las células emprendan procesos químicos para producir energía para mantener el funcionamiento del cuerpo.
 
Además, el ritmo de la respiración influye en el sistema nervioso central de forma directa e indirecta, a través de la inervación del músculo diafragmático. La participación del diafragma puede influir no solo en las respuestas fisiológicas sino también en los estados psicológicos 
 
 
Beneficios de la respiración profunda
Una amplia gama de evidencia empírica recopilada en revisiones científicas respalda la idea de que las técnicas de respiración profunda pueden mejorar los síntomas y ayudar en el tratamiento de enfermedades dentro de las poblaciones clínicas y también son beneficiosas para mejorar el bienestar y la salud en personas sanas.

Otros artículos del autor

Conversación

...
...