...
...
¿Es recomendable dormir con nuestras mascotas?

¿Es recomendable dormir con nuestras mascotas?

Existen personas que aman tanto a sus mascotas que les encanta compartir todo con ellas, incluso dormir juntos. Despertar con nuestro amigo peludo a muchos les resulta terriblemente encantador. Pero, en algunos casos esta práctica puede ser peligrosa si no tomamos ciertos recaudos.

15 0 0 9

A
@Anahi81

mujer duerme con su perro

En la sociedad actual, la presencia de mascotas en los hogares se ha convertido en una tendencia en constante aumento, reflejando un profundo cambio en la forma en que las personas ven y valoran la compañía de estos fieles amigos peludos. Las mascotas, ya sean perros, gatos u otras especies, forman parte de nuestra familia. Para los amantes de los animales cada compañero peludo es tan maravilloso que les dan felicidad y una sensación de calma y bienestar emocional a lo largo de su vida. Cada vez más hogares optan por tener mascotas, aunque sea una. Los preferidos son los perros y los gatos. Esta tendencia, que se da en la actualidad, no solo se limita a los hogares en las que habitan familias, sino que también se observa en hogares de personas solteras o parejas sin hijos, donde las mascotas son una gran compañía brindando una sensación de apoyo y compañerismo.

Ante este fenómeno, a la hora de dormir se nos presenta una duda: si dejamos a nuestras mascotas junto a nosotros en nuestra cama o si le colocamos un lugar en nuestro dormitorio, o en otro sector de la casa. Existen una variedad de argumentos tanto a favor como en contra de la idea de compartir la cama con una mascota, lo que refleja la diversidad de opiniones y experiencias en torno a esta práctica. Algunos las aman tanto que les encanta compartir todo con ellas, incluso la cama. Despertar con nuestro amigo peludito a muchos les resulta terriblemente encantador. Pero, en algunos casos esta práctica puede ser algo peligroso si no tomamos ciertos recaudos.

Por otro lado, existe un grupo de personas que, aunque aman profundamente a sus mascotas, sienten cierta incomodidad ante la idea de dormir junto a ellos. Esta sensación puede surgir debido a diversos motivos, como el olor característico de las mascotas, su aliento, los sonidos que emiten durante la noche o simplemente el hecho de tener y despedir pelaje. Reconocen y aprecian la singularidad de sus mascotas, pero también son conscientes de las diferencias inherentes entre las especies. Para estas personas, la cercanía física durante el sueño puede resultar un tanto abrumadora o incómoda y prefieren mantener cierta distancia para preservar su propio espacio personal y confort. Aunque valoran profundamente la compañía y el afecto de sus mascotas, también reconocen la importancia de establecer límites saludables entre ellos y sus mascotas para mantener un equilibrio entre la intimidad y el bienestar personal.

Antes de tomar una decisión apresurada respecto a permitir que nuestras mascotas compartan la cama con nosotros, es esencial detenernos a considerar detalladamente tanto los beneficios como los posibles inconvenientes que esta práctica conlleva. La relación entre los seres humanos y sus mascotas es profundamente gratificante y llena de afecto, pero como cualquier otro aspecto de la vida, dormir junto a nuestros compañeros peludos tiene sus dificultades y sus consideraciones importantes. Tomarse el tiempo necesario para evaluar estos aspectos nos permitirá tomar una decisión informada y adecuada a nuestras circunstancias individuales y las necesidades de nuestras mascotas. Debemos analizar los beneficios emocionales, como la sensación de compañía y seguridad que puede brindar dormir junto a nuestra mascota, junto a los posibles inconvenientes o problemas que podríamos tener. Esta reflexión nos ayudará a encontrar el equilibrio adecuado y tomar la mejor decisión para nosotros y nuestros fieles amigos de cuatro patas.

Beneficios de Dormir con Mascotas:

  • Reduce el estrés y la ansiedad: es crucial tanto para nuestras mascotas como para nosotros mismos minimizar el estrés y los niveles de ansiedad. Al escuchar los latidos reconfortantes del corazón de nuestra mascota, experimentamos una sensación de calma y seguridad, como si estuviéramos en compañía de un amigo fiel. Este vínculo emocional no solo beneficia nuestra salud mental, sino que también puede tener efectos positivos en el bienestar de nuestras mascotas al reducir su propia ansiedad y promover un ambiente de tranquilidad en el hogar ya que proporciona en ambos un efecto relajante, de calma, de tranquilidad,  de seguridad y compañía.
  • Mejora la calidad del sueño: la sola presencia de la mascota puede ayudar a su amo a reducir los ronquidos y otros ruidos perturbadores generando una sensación de tranquilidad y comodidad que facilita el buen dormir. Al sentir su presencia cerca, nos sumergimos en un estado de calma que nos envuelve durante toda la noche permitiéndonos un descanso pleno y un despertar renovado por la mañana.
  •  Reduce el riesgo de depresión: para aquellos que viven solos o experimentan sentimientos de soledad, la compañía de una mascota puede ser un alivio reconfortante. Nuestras mascotas no solo nos brindan compañía constante, sino que también nos ofrecen un apoyo social incomparable. Además, el simple acto de cuidar a nuestra mascota nos otorga un sentido de propósito y responsabilidad llenando nuestros días con actividades significativas y afecto incondicional.
  • Fortalece el vínculo entre el dueño y la mascota: compartir la intimidad del sueño crea un espacio especial donde el dueño y su fiel compañero pueden conectarse a un nivel más profundo. Esta cercanía emocional fortalece los lazos de confianza y amor mutuo creando una relación aún más sólida y significativa. Para ambos, tanto el dueño como la mascota, este vínculo afectuoso es una fuente constante de alegría y satisfacción brindándoles un sentido de pertenencia y amor inquebrantable.

Sin embargo, es importante reconocer que no todos los argumentos que se presentan están cargados de aspectos positivos; existe una gama de perspectivas y consideraciones que pueden llevar a conclusiones y opiniones diversas sobre el tema. Aunque compartir la cama con nuestras mascotas puede ser reconfortante, no podemos ignorar los posibles inconvenientes y riesgos asociados, desde problemas de higiene y alergias hasta interrupciones en el sueño y riesgos de lesiones. Es crucial evaluar todos los aspectos antes de tomar la decisión de permitir que nuestras mascotas duerman en la cama. Además, es importante considerar las consecuencias que esto puede tener en la dinámica familiar y en la calidad del descanso para todos los miembros del hogar.

perros en la cama

Posibles desventajas de dormir con animales:

  • Alergias y enfermedades: si la persona es alérgica, el contacto directo con su mascota podría agravar aún más su situación ya que su pelo, caspa, ácaros y polvo pueden resultar muy molestos al pegarse a las sábanas. Además, algunas persona que tiene dificultades para respirar, dormir con su mascota podria ser muy complicado. También, si la mascota no está lo suficientemente cuidada puede transmitir a su dueño alguna enfermedad como parásitos, bacterias, virus, entre otras.
  • Dificultades para dormir: los problemas pueden surgir cuando nuestras mascotas no siguen un patrón de sueño constante. Algunas pueden ser demasiado inquietas, moviéndose constantemente y perturbando el descanso de sus dueños. Otras pueden levantarse en medio de la noche para satisfacer sus necesidades fisiológicas interrumpiendo así el sueño reparador. Los ronquidos también pueden ser un factor perjudicial para dormir placenteramente, especialmente en ciertas razas de perros y gatos. Los gatos, en particular, tienen tendencia a dormir de manera entrecortada y son noctámbulos por naturaleza, lo que puede añadir un desafío adicional para aquellos que prefieren un sueño ininterrumpido. 
  • Problemas de higiene: si la mascota no está lo suficientemente higienizada, dormir con ella puede convertirse en una preocupación significativa. En este caso, el animal puede traer tierra consigo y ensuciar la ropa de cama, lo que resulta especialmente problemático en el caso de perros grandes con pelaje largo. Esta situación puede dejar la habitación impregnada de un olor desagradable, sobre todo los perros de razas grandes. Por eso, si nuestra mascota anda mucho tiempo por la calle y no la bañamos con regularidad lo mejor es que tenga otro espacio para dormir diferente del de su dueño.

Consideraciones finales al momento de dormir con mascotas:

Antes de decidir compartir el espacio de descanso con nuestra querida mascota, es esencial considerar una serie de recomendaciones clave para asegurar que tanto nosotros como nuestro compañero peludo disfrutemos de una experiencia placentera y segura. Es fundamental establecer un ambiente que promueva el bienestar y la comodidad para ambos, lo que implica tomar medidas específicas para adaptar el entorno a las necesidades individuales de nuestra mascota y garantizar un sueño reparador para las dos partes implicadas. Al implementar estos consejos, podemos crear un hábito saludable y armonioso que fortalezca nuestro vínculo con nuestra mascota mientras aseguramos un buen descanso para ambos.

  • Consultar con un profesional: es recomendable consultar con un médico y un veterinario. El médico puede orientarnos sobre nuestro estado de salud y sobre cómo la presencia de la mascota en la cama podría afectarnos en el caso de que tuvieramos alguna complicación de ese tipo. El veterinario nos puede proporcionar recomendaciones específicas según la especie de nuestra mascota y su estado de salud. En el caso de que tuviese algún probema nuestro animal, el profesional nos puede indicar qué tratamiento realizar para resolver su situación.
  • Mantener la higiene: es fundamental que las mascotas estén limpias y bien cuidadas antes de permitir que comparta nuestra cama. En el caso de que nuestro animal tenga parásitos puede no solo causar molestias en nuestra mascota, sino también transmitirnos enfermedades graves. Además, mantener su pelaje limpio y libre de suciedad no solo promueve su salud, sino que también ayuda a mantener la limpieza de nuestro espacio compartido, asegurando una mejor convivencia y más saludable para todos en el hogar. Esto implica bañarla regularmente, cepillarla, en caso de que sea necesario, y asegurarse de que no tenga ni pulgas, ni garrapatas para prevenir problemas de higiene y salud.
  • Establecer límites: desde el principio es fundamental establecer reglas claras cuando decidimos compartir la cama con nuestra mascota. Enseñarle claramente dónde puede y dónde no puede dormir en la cama ayuda a evitar malentendidos y garantiza un espacio cómodo para todos los involucrados. Además, establecer reglas claras sobre el comportamiento en la cama ayuda a la convivencia armoniosa y fortalece el vínculo entre el humano y su mascota.
  • Monitorear la comodidad: es importante asegurarse que nuestra la mascota esté cómoda y segura durante la noche. Si manifiesta algún signo de incomodidad o estrés probablemente necesite un espacio más amplio en otro lugar. Además, es importante proporcionarle un entorno seguro y tranquilo a nuestra mascota para que pueda descansar adecuadamente y recargar energías para el día siguiente.

Al seguir estos consejos y reflexionar sobre nuestras propias necesidades y las de nuestra querida mascota, estaremos en una posición más sólida para tomar una decisión informada sobre si compartir la cama es lo adecuado para nosotros. Sin embargo, es importante recordar que la relación que compartimos con nuestras mascotas va más allá de dónde duermen por la noche. Los animales domésticos son compañeros leales que nos brindan amor incondicional y compañía en cada etapa de nuestras vidas. Ya sea que optemos por compartir la cama o no, nuestra conexión con ellos seguirá siendo profunda y significativa. Después de todo, el amor que sentimos por ellas no se mide por la distancia en la que dormimos, sino por los lazos emocionales que compartimos y las multiples anécdotas que vivimos junto a ellas a largo de su corta vida. En última instancia, nuestro amor incondicional hacia ellos perdurará independientemente de dónde elijamos que descansen durante la noche.

Conversación

...
...