Rellenaba sus zapatos agujereados con papeles, y sale adelante

Scott Fitzgerald por primera vez en su vida conoce la pobreza

Seguir leyendo
Rellenaba sus zapatos agujereados con papeles, y sale adelante

            Todo genio, tiene que pasar trabajo y muchos tropiezos, para luego ver la luz al final del túnel. Scott Fitzgerald no fue la excepción. Antes de declararse literato, Fitzgerald se va a Nueva York, allí comienza a trabajar en una agencia de publicidad que le ofrece 90 dólares al mes., esta fue la "Barron Collier Adversing Agency", en la que debe escribir los eslóganes para las carteleras de anuncio. Alquila una habitación barata en "Morningside Highs", en el No.200, y comienza a vivir la existencia gris de esos empleados de oficina. El joven Fitzgerald está a veces tan desprovisto de dinero, que tiene que forrar con papeles sus suelas agujereadas. Conoce el barullo del metro, las insípidas horas de oficina, las comidas solitarias y apresuradas. Por primera vez en su vida conoce la pobreza, pero sus esfuerzos por reiniciar una novela que fue rechazada por la editorial "Scribner", no se detienen. Corrige y edita sin miserias, amparado por los sabios consejos de amigos.

           Lo que sigue parece un cuento de hadas. El manuscrito enviado un 3 de Septiembre a la editorial "Scribner" con el título " A este lado del paraíso", es aceptado el dia 16. Scott que se había hecho contratar como obrero en un taller de construcciones ferroviarias, abandona en el acto su nuevo empleo. En su respuesta a Maxwell Perkins, que se ocupa de sus intereses en la editorial "Scribner", participa su deseo de que el libro sea publicado enseguida, si es posible antes de fin de año. Confía en que sus derechos de autor le sitúan en condición de casarse con su amada(pero interesada y tormentosa) Zelda. Además les anuncia que ha comenzado una nueva obra "El diablo enamorado", que le ocupará alrededor de un año. Cuando le hacen saber, unos días después, que su libro no aparecerá hasta la primavera, y que no debe hacerse demasiadas ilusiones sobre la suma que le proporcionará, Scott decide orientarse hacia una clase de ganancia más inmediata, el mercado de la novela corta. Escribe nuevos textos, vuelve a los más antiguos que le habían sido rechazados sistemáticamente durante varios meses, y , animado por su nueva experiencia, modifica en ellos la estructura o los detalles, cambia sus títulos y los ofrece nuevamente, logrando que, algunas veces, sean aceptados por los mismos que en algún momento los rechazaron.

            De este modo, durante el otoño y el invierno, venderá una quincena de relatos antes de que aparezca publicado "A este lado del paraíso". Es en ese momento cuando comienza a considerarse un verdadero "Literato". " Mientras esperaba la publicación de la novela, la metamorfosis del aficionado en profesional comenzó a producirse. En lo sucesivo la vida se organizaba alrededor del propio trabajo, aunque la conclusión de un todo significaba automáticamente, el comienzo del siguiente" -declaraba Fitzgerald a un amigo. Esta convicción se fortalece por el hecho de que comienza a recoger los frutos de su perseverancia. El "Smartset" le envia en Octubre un cheque por 215 dólares de pago por seis relatos. En  Noviembre recibe otro cheque de 300 por dos novelas cortas contratadas por el "Scribner's Magazine". Cuando regresa a  Nueva York, luego de limar algunas asperezas con la problemática  Zelda, y esta aceptarlo como futuro esposo, convencida debido al éxito que estaba teniendo Scott. Se enteró de que el "Saturday Evening Post", una de las revistas de más difusión y más difícil de alcanzar, ha comprado uno de sus relatos, "La cabeza y los hombros" por la suma de 400 dólares. En tres meses logró sumar 879 dólares de la época (1919). Cada vez que vende un relato, va a pasarle un telegrama a Zelda. Fitzgerald comenzaba a vivir de su pluma.

           Comienza también a celebrar por todo lo alto y con grandes escándalos, sobre todo  con sus amigos en el hotel. Le da a los sirvientes billetes de 20 y 50, muy ebrio para que nadie ignore de que es rico. Se va a la calle a conducir, regalando a sus acompañantes una botella de Whisky de contrabando ( Un lujo para la época de ley seca). Al salir, deja los grifos abiertos y el hotel se inunda. Así celebró su entrada a la carrera literaria. De una manera ingenua, arrogante, escandalosa, como la  de un niño vengativo que quiere borrar las humillaciones que antes ha tenido que sufrir. Fitzgerald se encuentra en un estado de agotamiento nervioso debido al abuso del alcohol, lo cual no le impide escribir un relato durante 11 horas seguidas y pasar 9 horas mas corrigiendo. Al dia siguiente lo hecha en el buzón de correos, y al otro dia , a las 5 de la mañana, 500 dolares mas. Corrige otros dos que habían sido rechazados tiempo atrás, termina el trabajo en 4 días, y una semana después, su amigo Reynold, los vende en 1000 dolares.

        

        

access_time20/07/2021 22:08
remove_red_eye0 Lecturas
thumb_up 0 ME GUSTA Debes iniciar sesión para dar me gusta

Agregar comentario

Debe iniciar sesión para publicar un comentario.
more_vert