...
...
ONIRONAUTAS: EL DESPERTAR EN UN SUEÑO

ONIRONAUTAS: EL DESPERTAR EN UN SUEÑO

El plano onírico es el plano de los sueños, donde muchos viajeros entran y salen a voluntad. Te cuento mi experiencia con sueños lúcidos y como puedes llegar a desarrollar esta habilidad.

18 0 0 7

A
@analabannana

ONIRONAUTAS: EL DESPERTAR EN UN SUEÑO

 

 

El primer sueño lúcido

 

 

Un buen día desperté, me miré a mi misma y noté que estaba vestida del icónico super héroe linterna verde. Extendí mis manos hacia al frente y salté desde la cúspide de las escaleras de mi casa y pude volar un poco, acto que me llenó de una emoción indescriptible. Trataba de recordar cómo llegué a estar vestida así, pero una vez me concentré en saber qué pasaba, perdí la consciencia y desperté en mi cama como todos los días, sin traje y sin hablidad para volar.

¿Qué fue lo que pasó? Por horas olvidé ese sueño hasta que el recuerdo vino a mí estando en plena clase de literatura y en cuanto esa fugaz renembranza llegó, me di a la tarea de preguntar a todos mis conocidos si en alguna ocasión les había sucedido algo similar; la mayoría afirmó haber soñado con volar, pero ninguno describió haber estado ahi realmente, si no que solo recordaban como un colash de imágenes que aparecían en la memoria y ya. A diferencia de ellos, mi experiencia había sido más vívida, como si realmente hubiera estado ahí en carne y hueso. No puedo afirmar que se haya sentido igual que en el día a día, porque el cuerpo de alguna forma se sentía más liviano,  las cosas carecían de realismo allí y mi mente trataba de tener cierto control sobre la escena, fracasando no sin obtener algo de experiencia. Días después supe que se trataba de un sueño lúcido, término que oí por uno de los compañeros de trabajo de mi progenitor. Leí a cerca de qué son, investigué a cerca de como poder controlarlos y la razón por la que se originan.

Aquí te cuento mi experiencia de casi una década de sueños lúcidos y los datos que logré copilar para llegar a cierto nivel de control que me otorga la paz de no tener demasiadas pesadillas y en ocasiones dirigir mis sueños como el director de mi propia historia ¿te gustaría lograrlo? continúa leyendo.

 

 

 

¿De qué se trata todo el meollo de los sueños lúcidos?

 

 

 

Ciencia, historia y plano astral del sueño. 

 

Desde hace milenios este ha sido un gran enigma que grandes personajes de la historia alguna vez vivieron; es el caso de Aristóteles,  ya hablaba de los sueños lúcidos desde hace muchos años atrás; sueños en donde se es consciente de que se está soñando. Lo que definiríamos como "despertar dentro del sueño" una experiencia que se ha comprobado, más de la mitad de personas ha vivido alguna vez en toda su vida, y una población más reducida lo experimenta recurrentemente. Te sorprenderá saber que otras grandes figuras en nuestra historia de humanidad como Tesla, Albert Einstein, Salvador Dalí y Chris Nolan (Director de "El origen" película que de hecho se basa en los sueños controlados. Si no la haz visto, no esperes más.) han sido conocidos popularmente también como "onironautas" personas con la habilidad de cobrar estado de consciencia en un sueño. 

No se sabe científicamente demasiado sobre los sueños ya que es un estado mental que varía en cada persona, pero la investigación coincide en que la posibilidad de la lucidez en el sueño se da más a menudo durante la etapa REM, que es la quinta etapa del sueño, donde ya se puede afirmar que la persona entró en un sueño profundo. En esta fase ocurren cambios dentro de nuestro cuerpo como movimientos oculares rápidos, aumento de frecuencia cardiaca, entre otros. Esta etapa del sueño fue llamada también "sueño paradojico" lo cual refiere a que el registro electroencefalográfico de una persona que esta alerta, viendo imágenes y percibiendo el espacio tiempo, es el mismo registro de una persona en fase REM. Resulta una paradoja ya que el cerebro manifiesta actividad de una persona alerta en una persona dormida. 

 

Imprimir Test: Parte I Fases del sueño (psicologia - sueño)

 

  (foto tomada de: https://es.educaplay.com/juegoimprimible/2423806-parte_i_fases_del_sueno.html)

Desde el punto de vista espirítual, cientos de personas favorecen la teoría del desdoblamiento o viaje astral, y no me sorprende, ya que las sensaciones que se pueden lograr percibir durante un sueño lúcido, no son de esta realidad. Aunuque tu cuerpo es tu cuerpo, no se siente de la misma forma y como mencioné antes, se siente muchísimo más liviano y fácil de transportar. En un sueño lúcido es posible cambiar de entorno a voluntad, y sin necesidad de desplazarse físicamente; no obstante, lograr esto es mucho más complejo de lo que puede parecer. Desde mi experiencia, el sueño lúcido y el viaje astral no son exactamente lo mismo,  ¿en qué se diferencian? dentro de un sueño de este índole el protagonista eres tú y es tu obra, pero en un viaje astral, se supone que el alma abandona el cuerpo para transportarse a otro plano y así puede llegarse incluso a topar con otras personas que también poseen estas habilidades. Aun aclarado esto, pienso que ambas cosas se entrelazan y tienen que ver una con la otra; creo firmemente que un sueño lúcido puede conducir a un viaje astral.

Todo esto me lleva a recordar el sueño paradojico más extraño que experimenté hasta ahora y te lo contaré para entrar en contexto. Desperté en lo que parecía ser el fondo un pantano espeso donde me desplazaba siendo llevada por la corriente suave, recuerdo que tenía la sensación de estar flotando, pero nadaba en realidad. Al voltear hacia ambos la cabeza para localizar donde estaba, me ví a mí misma pasar en la dirección contraria; es decir; si mi cuerpo iba al sur, mi otro yo iba hacia el norte. Me sorprendí mucho de verme a mi misma, y la otra yo, también me observó hasta que nos perdimos de vista, recuerdo haber sentido una corazonada tan fuerte que pensé que en realidad no se trataba de un sueño, si no de una inexplicable muerte. Cuando traté de manipularlo, ascendí hasta poder ver una especie de paisaje frío como los típicos paisajes canadienses, y luego me transporté sin tener mucho control, hacia una carretera donde conduje una moto a toda velocidad por unos instantes y charlé con algunos familiares de cosas triviales que ya ni recuerdo. Mi aventura terminó ahí, pero más que un sueño lúcido, lo curioso es que solo había dormido poco menos de diez minutos y jamás me había visto a mí misma de esa forma (un poco escalofriante si me lo preguntan) cuando se lo conté a mi mejor amiga, ella me informó que se trataba de un desdoblamiento, que algunos familiares suyos lo habían experimentado y que es realmente insual. 

Este sueño fue hace un año como mucho, y en medio de un encuentro con un cercano, terminamos charlando a cerca de este tipo de sucesos; él me contaba que ya desde hacía años tenia periodicamente sueños lúcidos, y que ya sabía que iba a tener un sueño paradojico cuando visualizaba un paisaje con un lago oscuro, cuando se veía en ese sitio, sabía que estaba soñando. En ese instante recordé mi sueño, que era muy similar al paísaje descrito por él, y entonces dedujimos que es posible que nos encontraramos en un sueño. A la fecha de hoy gozo de por lo menos unos cinco o seis sueños lúcidos al mes, y no recuerdo la última vez que tuve una pesadilla (pese a que sufro de ansiedad y por lo general sobre pensar algunas cosas afecta mi sueño) y eso, que es importante también informarles que sufrí durante un buen tiempo de problemas para conciliar el sueño, tenía sueños repetitivos muy agotadores, relacionados con mis preocupaciones o las tareas efectuadas en mi día, y después de extenuantes semanas de ese ciclo de poco descanso, dejé de dormir. Mi mente me dominaba al punto de escuchar mi voz en mi cabeza hablar al mismo tiempo de diversos temas; veía manchas de oscuras más espesas la misma oscuridad y me sentía desesperada. Recurrí al médico en donde obtuve una receta de gotas para dormir, y por unos días fue mi solución hasta que aparecieron efecto secundarios, así que las hice a un lado, y yo sé que te preguntarás ¿cómo dejaste eso atrás? Ya te lo contaré

 

 

 

 

>> MI GUÍA PRÁCTICA PARA SER UN ONIRONAUTA <<

 

 

 

 

 

 

Wallpaper,astral,fractal,3d,worlds - free image from needpix.com

 

 

 

 

1. "QUERER ES PODER"

Famosa frase que ya tenemos tatuada en la mente algunos porque venimos oyéndola desde niños. Tu cerebro es un órgano al que puedes aprender a "manipular" le puedes ordenar cosas, y la imaginación no tiene limites, el miedo a experimentar cosas nuevas que no pertenecen a nuestra realidad, la incredulidad; entre otros factores, suprimen el potencial que no conocemos de nosotros mismos. En esre orden de ideas, lo primero es querer para luego proceder a hacerlo, como la famosa frase filosófica "primero pienso, luego existo" aquí nada tiene que ver con un tipo de creencia en específico, aquí nosotros mismos somos el centro, el protagonista, el escritor de la historia. Es de saberse que muchos realmente desean lograr estas aventuras solo con la intención de experimentar, y no está nada mal, después de todo vivir estas sensaciones que son imposibles de redactar, debería ser algo que todo ser humano experimente. Se ha comprobado científicamente que el repetirse las palabras "Voy a despertar en mi sueño" varias veces antes de dormir, incrementa la posibilidad de sueño lúcido, así que como un mantra, te repitirás esto antes de dormir.

 

 

2. COMPRENSIÓN:

Conocerse así mismo es otra paso importante. Comprender determinadas cosas sobre tu propia mente es esencial para saber donde iniciar. Un diario de sueños es una herramienta sencilla y poderosa que te ayudará a entender los mecanismos de tu propia mente; por ejemplo, una vez completé un mes de mi diario de sueños, analicé los motivos que me indujeron a ciertos sueños, y me di cuenta que lo que soñara era directamente proporcional a la primera y última cosa que hice en mi día. Como sufría frecuentemente de malos sueños, opté por dormir con audiolibros, y cuando eran mis novelas favoritas las que usaba para dormir, tenía la mayoría de veces un sueño lúcido; por deducción comprendí que entre más estimule mi imaginación antes de dormir, más probabilidades tengo de despertar en el sueño. Pero eso es es mi caso, no tiene por qué ser el tuyo. 

Si recurrentemente tienes pesadillas, lo que a mí me funcionó para evitarlas en un principio, fue dormir escuchando música de piano con lluvia; en algunos casos cuando esto no me funcionaba acudía a beber te canábico o de manzanilla, y esto me ayudaba a relajarme e imaginarme en medio de una selva, quizá descansando en una casa en un árbol, lejos de todo y de todos, con la lluvia cálida y el piano como melodía, y hermosas vistas verdes, con el cielo gris y nublado. Me resulta gracioso hablar de esto ahora, porque le temo a las tormentas, pero ya puedes notar como en el plano onírico y en la imginación, incluso el miedo es un enemigo que se puede derrotar sin muchas armas.

 

3. UN ESTILO DE VIDA

 

Aunque a veces lo queramos negar, somos seres de constumbres. Entre más se convierta en un hábito el estar muy consciente de los sueños, más fácil no será controlarlos. Nadie ha dicho que sea fácil, a mi me llevó una década poder tener un manejo muy básico, pero no me costó dinero, ni demasiado esfuerzo y fue algo que me cambió la vida por completo. Debemos creer en la capcidad oculta que poseemos y entrenarla como cualquier otra habilidad.

 

4. IDENTIFICAR

 

Me pasa muy a menudo que tuve un sueño lúcido y lo recuerdo mucho rato después de haberme levantado, y esto es normal. Lo importante es que lo viví en su momento y lo disfruté, y les puede haber pasado a ustedes o les puede pasar en el futuro ¿cómo sé que estuve o estoy en un sueño lúcido? en mi caso sé que estoy despierta en un sueño por como se siente mi cuerpo en ese momento, porque la reailidad en ese lugar carece de lógica, y cualquier pensamiento cambia el escenario. Si sucede que sientes que estás en un sueño, mirar ambas manos es buena estrategía, pues por lo general en el mundo del sueño, somos nosotros quienes fabricamos la imágenes y no solemos ser muy detallados con las manos y por lo general se distorsionan.

 

 

 

Imaginación | Daniel Lobo | Flickr

 

 

 

5. PLANEAR

 

No me pregunten porqué, pero cuando me preguntan qué es lo que quiero soñar, siempre pienso en volar, o en conocer a mis artistas favoritos. Te reirás al saber que una vez soñé con los chicos de BTS. Ellos eran siete hermosos vampiros huyendo de una multitud de fans que los perseguían, y yo estaba con ellos. En ese sueño corrí a la par de ellos, volé con uno de ellos y hasta charlé con ellos en español, por supuesto ¿loco? si, muy loco y magnífico. En otra ocasión entraba a distintos sueños como si fuera arrastrada por cuerdas que me hacían balancear; cada vez que cambiaba de microsueño, sentía como era halada para posterior mente ingresar a otro. Estos microsueños era en mi propia casa, me veía sobre el suelo pero sin llegar a tocarlo, o cerca a las paredes observándolas y pensando en que no quería soñar con mi casa si no con otras cosas, pero en el momento que traba de construir mi sueño, perdía la consciencia y por más que trataba de recuperarla era imposible. Creo que esto úlltimo me pasó porque no tenía muy claro que debía visualizar, por eso te recomiendo que siempre sepas qué quieres hacer, que planees que harás una vez tengas el control para que tu mente no te domine.

 

Lo que te conté aquí solo es una parte de mi experiencia. Quizás publique otro blog después con otras experiencias similares, por lo pronto, intenta estos sencillos pasos y te garantizo que al menos un aspecto en tu vida puede mejorar. Comenta si alguna vez has tenido un sueño paradojico y cómo fue. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conversación

...
...