¿Cómo es el docente que resurge de la pandemia?

¿Qué caracteriza al docente en tiempos de pandemia? ¿Habrá algo que lo distinga después de esta emergencia sanitaria?

Seguir leyendo
¿Cómo es el docente que resurge de la pandemia?

¿Cómo es el docente que resurge de la pandemia?

¿Qué caracteriza al docente en tiempos de pandemia? ¿Habrá algo que lo distinga después de esta emergencia sanitaria?

Por Galdino Enríquez Antonio

KNG, la Revista Educativa

 

Hace algunos años, escuché en charlas entre amigos, que existían algunos profesionistas que alcanzaban grados académicos sin haberlos estudiado, entre ellos, los médicos y los profesores. Los primeros son llamados doctores, y los segundos, maestros, sin haber acreditado los cursos correspondientes. Durante mucho tiempo estuve meditando en ello, y me pareció una curiosidad interesante.

El año pasado dicté una conferencia para profesionistas que se desempeñan como docentes sin haber estudiado una carrera afín, ni haber acreditado curso alguno sobre el quehacer escolar. Durante las reflexiones en la preparación de la conferencia, me encontré otra idea igualmente curiosa, muy parecida la mencionada en el párrafo anterior.

Los docentes no solo son llamados “maestros” sin estar acreditados por una institución de nivel superior, sino que los docentes son profesionistas de dos carreras, sin haber estudiada ambas… y, a reserva de los que piensen los acreditadores universitarios, los docentes somos profesionistas de dos carreras.

Quien se dedique a la docencia, debe tener un amplio conocimiento de la o las asignaturas que dicta cátedra. Quien imparte clases de Geografía, Matemáticas, Química, Literatura, Historia, debe tener un bagaje profundo de conocimientos sobre estas ciencias. Debe conocer las técnicas de trabajo y de investigación, del perfil profesional, y hasta cómo piensan, si fuera necesario. El docente se vuelve especialista de la ciencia que imparte clases.

Pero para enseñar Física, Leyes, Periodismo, Cálculo, Narrativa, Biología, no es suficiente ser un especialista y tener un amplio conocimiento sobre dicha ciencia; es necesario saber enseñar. Tener conocimientos de didáctica, dominio de metodologías de enseñanza, manejo apropiado de estrategias y técnicas de trabajo docente; saber asignar tareas y proyectos, elaborar pruebas y calificarlas, es apenas una parte de las tareas escolares del docente.

Durante la pandemia, incluso un poquito antes de ella, así como la proyección de la docencia pospandemia, podemos vislumbrar a la docencia como una profesión de tres profesiones, y todo ello, sin contar con los certificados académicos correspondientes. Esta tercera profesión tiene que ver con ser especialista en Tecnologías de la Información y la Comunicación, las famosas TIC´s, para poder desempeñar de la mejor manera su labor escolar.

Al realizar la tarea educativa, el docente necesita dominar plataformas y/o aplicaciones virtuales, conocer programas para grabar audios y videos, así como la edición de los mismos. Necesitar ser un hábil navegador en la red de internet y dominar las App de mensajería y espacios para efectuar videollamadas. Debe ser un buen diseñador de presentaciones digitales, como las diapositivas, las infografías o los newsletters, así como páginas web, canales de video o blogs…

Por todo esto, podemos decir que, ser docente, es ser tres profesionista en uno, sin contar las habilidades como mentor, orientador, guía, facilitador, consejero, mediador de conflictos, enfermero, asesor financiero, entre una y mil pericias más.

access_time08/06/2021 21:18
remove_red_eye1 Lecturas
thumb_up 1 ME GUSTA Debes iniciar sesión para dar me gusta

Comentarios

@Elektiacat A veces no se tenemos presente la gran tarea de los docentes, y como bien dices, son muchas profesiones en una. Y parte de lo que el futuro traerá...
Debe iniciar sesión para responder al comentario.

Agregar comentario

Debe iniciar sesión para publicar un comentario.
more_vert