Bajar de peso en casa

El tiempo de distanciamiento social nos ha traído un nuevo hobby a muchas personas: comer. Miles de nuevas (y exquisitas) recetas han salido a la luz de la mano de individuos que han probado distintas maneras de ocupar su tiempo. Pero ha pasado el tiempo, y la ecuación de estas comidas sumadas a un sedentarismo forzado nos dio un resultado en común: unos kilos de más. Por más que nos lo propongamos, parece que no logramos volver a nuestro peso deseado. Miles de planes online nos exigen dinero para ayudarnos, y son exitosos. Pero, ¿qué sucede si no podemos (o no queremos) costearlos?  Aquí te dejamos un par de tips saludables para que puedas alcanzar tu objetivo.

Esto es para ti En primer lugar, es muy importante entender que cualquiera puede moldear su cuerpo de la manera en que desee. Vemos en televisión o Internet figuras que nos parecen inalcanzables. ¿Te cuento un secreto? No lo son. Puedes lograr lo que sea que te propongas, y lo más lindo de esto es que puedes hacerlo de manera saludable, cuidando tu organismo.

¿Lo haces porque quieres? Es fundamental sentirse cómodo con tu imagen propia. Un poco (o la cantidad que sea) de grasa corporal no está mal si te sientes a gusto siempre y cuando no peligre tu salud. Si quieres bajar de peso, o tonificar tu cuerpo, es porque tú lo quieres hacer, no porque digan los demás de ti. De lo contrario, si no estás convencido, o sientes que lo haces de manera forzada por la opinión ajena, créeme que estarás mejor como estás ahora.

Hazte de una rutina Antes de comenzar a mover un dedo, es necesario saber qué es lo que buscas conseguir. Puedes buscar en muchos lugares certificados online distintos ejercicios para hacer que apunten a tu objetivo. Al momento de crearte una rutina de ejercicios para hacer en tu casa, es fundamental ser realista. Esto significa adaptar estos ejercicios a lo que sabemos (o creemos) que podemos lograr en, al menos, tres series repetidas. Siempre es mejor empezar de a poco e ir aumentando a medida que nos creamos capaces, que dejar una serie por la mitad, o enfrentar la frustración de tener que reducir la carga de ejercicio.

Sé constante La constancia es un ingrediente infaltable en una rutina. Recuerda que no notarás los cambios de un día para el otro. Puede costar meses ver algún resultado. Siempre ten en mente esta pregunta: “Antes de comenzar a hacer ejercicio, ¿qué hacía en este tiempo?” Son los pequeños pasos los que te llevarán más lejos sin sentir cansancio. Sumado a esto, no olvides que sentir un poco de dolor luego de ejercitar es normal. Es muy importante que esto no te frene. No te permitas la frase “hoy no voy a hacer ejercicio porque siento dolor, pero mañana compenso.” Créeme, no lo harás. Recuerda que, al hacerlo gradualmente, estamos educando a nuestro cuerpo.

No te prohíbas alimentos Un error muy común en quienes quieren bajar de peso es crearse una dieta en la que nos prohibimos ciertos alimentos. Es verdad que lo que consumimos juega un rol muy importante en nuestro aspecto físico, pero al quitar por completo alguna comida que nos gusta, estamos programando una bomba de tiempo que logrará explotar algún día. Sé equilibrado, reduce tus porciones. El secreto está en ser disciplinado en las cantidades que nos proponemos, no en sufrir por no poder comer algo. Si lo que quieres es acompañar a tu ejercicio con una buena alimentación, agrega alimentos bajos en calorías o de fácil digestión. Es indispensable disfrutar este proceso para que lo podamos sostener en el tiempo.

No es necesario gastar dinero Si bien existen miles de equipos para ejercitar, estos suelen ser muy caros, y pueden ser fácilmente reemplazados por lo que tenemos en casa. Busca un lugar en tu hogar que te permita moverte, donde te sientas cómodo, y puedas ejercitar como lo desees. Un equipo de ejercicio puede parecer una inversión, pero es probable que termine cumpliendo las veces de estante donde tu ropa pasará más tiempo que tú en un futuro cercano. Date un tiempo de ejercicio 100% casero antes de tomar la decisión de gastar dinero en ello.

Para finalizar, es muy importante recordar siempre dos cosas. En primer lugar, debes mantenerte saludable durante todo el proceso. Asesórate bien, busca ayuda en sitios gratuitos pero oficiales. Recuerda que, por más que sean ejercicios hechos dentro de las cuatro paredes de tu casa, puedes lesionarte de gravedad si no lo haces correctamente. En segundo lugar, disfrútalo. Recuerda que estás haciéndolo porque tú lo deseas. Toma tu rutina como una obligación placentera.

¿Tienes algún otro tip para compartir? ¡Deja tu comentario!

Comentarios

Debe iniciar sesión para publicar un comentario.

Artículos relacionados
Autor

Aficionado a la lectura y la escritura. Me gustan mucho los símbolos y mensajes entre líneas en los textos. También me gusta investigar y escribir artículos informativos o críticos. Seguime para mantenerte al tanto de mis distintos proyectos, y comenta. Tus aportes son siempre bienvenidos.

Artículos populares
Artículos Recientes
29/11/2020 16:26 - Angel Andrade León
29/11/2020 13:34 - Eden Barrientos
28/11/2020 02:00 - Nacoel Hernandez